Trastorno Bipolar

TALLERES PSICOEDUCATIVOS

PROGRAMA TRASTORNO BIPOLAR y PSICOEDUCACIÓN
(Pino, Belenchón, Sierra, Livianos)

El trastorno bipolar es una enfermedad crónica y cíclica, con elevadas repercusiones destructivas y costosas tanto a nivel personal, como familiar o social (Goodwin, 1990). Aunque el tratamiento farmacológico sigue siendo el puntal básico del tratamiento del paciente bipolar, a raíz de la publicación del conocido artículo de Judd, en el que se demostraba que los pacientes bipolares experimentan sintomatología subsindrómica casi la mitad del tiempo (Judd, 2002), se hizo más patente la importancia de otro tipo de intervenciones aparte de los tratamientos psicofarmacológicos.

¿PERO QUE ES PSICOEDUCAR A LOS PACIENTES BIPOLARES?

Psicoeducar no consiste únicamente en “informar” a los pacientes bipolares acerca de la enfermedad que padecen. La psicoeducación está basada en el modelo médico biopsicosocial y proporciona al paciente un acercamiento teórico hacia la comprensión y el afrontamiento de las consecuencias de su enfermedad (Colom, 1998).

¿POR QUÉ PSICOEDUCAR A LOS PACIENTES?

Existen datos contundentes en torno a dos aspectos claves en la evolución y pronóstico del trastorno bipolar y que se refiere al curso cíclico:

  • Recaídas o recurrencias
  • Incumplimiento del tratamiento farmacológico.

¿Y QUÉ VENTAJAS TIENE PSICOEDUCAR?

  • Los pacientes mejoran el conocimiento de la enfermedad en su conjunto en cuanto a aspectos como su naturaleza cíclica, etiología biológica, posibles factores desencadenantes o síntomas clínicos de los episodios.
  • Reciben entrenamiento en la detección temprana de signos de recaída, en un intento por evitar las escaladas sintomáticas. Aprenden a detectar signos de alarma tanto de fases maníacas habitualmente más conocidos y aparentemente más sencillos, como de depresión menos conocido y en ocasiones más difíciles de detectar.
  • Se aborda el tema del incumplimiento farmacológico y de los efectos nocivos tanto del incumplimiento total, como parcial. Se mejora el conocimiento de los psicofármacos empleados y de sus efectos secundarios más comunes, con el objetivo de reducir los abandonos.
  • Se trata de ayudar a los pacientes a convivir con una enfermedad crónica, mejorar su calidad de vida y habilidades para afrontar las consecuencias psicosociales de episodios pasados y futuros, con el objetivo de disminuir así el impacto en el funcionamiento psicológico, cognitivo, físico, emocional y social del trastorno bipolar. Se trata de modificar las percepciones sobre la disrupción que genera la enfermedad en sus vidas, en un intento por desdramatizar determinadas situaciones que pueden plantearse en la vida diaria del paciente, como el daño en las relaciones interpersonales, o los sentimientos de vergüenza o culpabilidad generados tras los trastornos conductuales propios de las fases maníacas.
  • Se fomenta en los pacientes hábitos de vida saludables. De hecho, los pacientes bipolares tienen un riesgo mayor de padecer un numeroso grupo de enfermedades médicas cardiovasculares, diabetes, problemas pulmonares y síndrome metabólico. Estos hábitos incluyen aspectos como la regularidad en los horarios y sus efectos beneficiosos.
  • Los pacientes son instruidos en los beneficios de reducir el distrés o estrés subjetivo del paciente y se les proporcionan estrategias de afrontamiento para las situaciones vitales estresantes. Este es un aspecto importante porque aunque los hallazgos son inconsistentes, la mayoría de evidencias apoyan la hipótesis de que los acontecimientos vitales se asocian con un mayor riesgo de recaída en pacientes con trastorno bipolar, llegando a encontrar un riesgo de recaída cuatro veces mayor tras un acontecimiento negativo, y una duración hasta la recuperación hasta tres veces superior, a pesar de la adecuada cumplimentación terapéutica, en pacientes que sufrieron estos acontecimientos estresantes que en el caso de los que no los sufrieron.
  • El contacto con el grupo genera beneficios secundarios sobre aspectos como los síntomas subsindrómmicos interepisódicos depresivos, difíciles de tratar farmacológicamente sobre todo la apatía o ánimo subdepresivo mantenidos de forma crónica. También sobre repercusiones de recaídas recurrentes  con la pérdida de estatus social o de empleo que pueden configurar una autoestima más frágil y fluctuante, y las ventajas que supone para pacientes jóvenes compartir y conocer la experiencia de pacientes más mayores.
  • Se informa exhaustivamente a los pacientes sobre los efectos nocivos del abuso de tóxicos sobre el curso de la enfermedad.
  • Se tratan temas habitualmente controvertidos como el suicidio, lo que puede actuar como factor preventivo.
  • Se proporciona información concreta acerca de aspectos como embarazo y trastorno bipolar.
  • Se trata de aclarar numerosas creencias erróneas que van apareciendo en las sucesivas sesiones, con lo que se consigue desculpabilizarles y desestigmatizarles.
  • Se consigue un fortalecimiento de la alianza terapéutica, al aumentar la percepción de los pacientes de una mejor calidad en la asistencia que reciben.

METODOLOGÍA:

El programa psicoeducativo consta de catorce sesiones, las sesiones son semiestructuradas de dos horas de duración; se imparte de manera quincenal lo que permite un contacto regular con los pacientes durante aproximadamente siete/ocho meses. Se fomenta la participación activa de los pacientes. A pesar de que las sesiones tienen una estructura clara y definida se intenta favorecer un clima de cohesión grupal y de alianza terapéutica, para prevenir el rol de “paciente pasivo” y promover el rol de un paciente activo, protagonista de su enfermedad, y que aprende sobre ella con el objetivo de manejarla mejor.

PROGRAMA

1ª SESIÓN. Introducción a la Psicoeducación

  • Conocer el grupo, y que este conozca al psicoterapeuta.
  • Explicar el programa.
  • Establecer las normas del grupo.
  • Aclarar las expectativas ante un programa de psicoeducación, diferenciando claramente lo que es una terapia psicológica; un grupo de autoayuda y lo que es un grupo psicoeducativo.
  • Realizar los primeros cuestionarios de valoración.
  • Repartir el material utilizado durante el curso como guía.

2ª SESION: Definición del Trastorno Bipolar.

  • Definir la enfermedad en términos médicos y su traducción en términos más coloquiales y asequibles. Definir episodio y normalidad; recurrencia y cronicidad.
  • Utilizar modelos biomédicos para comparar con otras enfermedades médicas.
  • Aprender a diferenciar lo que se considera causa y lo que es un desencadenante de episodio. Hipótesis etiológicas. Herencia.
  • Diferenciar el estado de ánimo y su patología, intentando localizar a nivel cerebral el área encargada de su desregulación (sistema límbico), así como diferenciar lo que es un sentimiento o emoción.

3ª SESIÓN: Curso y pronóstico. La importancia de la regularidad.

  • Incidir en el carácter crónico y recurrente del trastorno bipolar, combatiendo ideas distorsionadas acerca de lo que significan estos conceptos.
  • Recalcar la importancia de determinadas actitudes del paciente que inciden en el curso clínico:
    • Cumplimiento farmacológico.
    • Regularidad de hábitos (respetar pautas de sueño y nivel de actividades)
    • Evitación del consumo de tóxicos.
  • Generar un equilibrio entre los aspectos biológicos y actitudinales de la enfermedad.

4ª SESIÓN: Clínica de la Manía.

  • Definición de manía. Diferenciar hipomanía de “sentimientos de felicidad no patológicos”
  • Clínica de la manía.
  • Aprender a diferenciar lo que es síntoma de lo que son rasgos de personalidad, respuestas o actitudes normales como reacción ante cualquier acontecimiento.

5ª SESIÓN: Clínica de la depresión

  • Definición de depresión. Diferenciar de “sentimientos de tristeza no patológicos.
  • Clínica de la depresión.
  • Aprender a diferenciar lo que es síntoma de lo que son rasgos de personalidad, respuestas o actitudes normales como reacción ante cualquier acontecimiento.

6ª SESIÓN: Proyección audiovisual de los episodios

  • Reforzar la información que se ha presentado en sesiones anteriores, pero de una manera más interactiva, participativa y distendida.

7ª SESIÓN: Diagnóstico y diagnóstico diferencial. La aceptación del diagnóstico.

  • Como se diagnostica el trastorno bipolar.
  • Pruebas complementarias.
  • Tipos de trastorno bipolar.
  • En qué se diferencia el trastorno bipolar de otras enfermedades psiquiátricas.
  • Recalcar la importancia de la aceptación del diagnóstico.
  • Facilitar la elaboración emocional para construir una “narrativa” de adhesión al tratamiento y de autocuidado de la salud.

8ª Y 9ª SESIÓN: Tratamiento farmacológico. Obstáculos a la adherencia.

  • Generalidades.
  • Tratamiento con estabilizadores del estado de ánimo.
  • Tratamiento de los episodios depresivos.
  • Tratamiento de los episodios maníacos.
  • Embarazo y tratamiento.
  • Necesidad de controles analíticos.
  • Terapia electroconvulsiva. (TEC)
  • Señalar aquellos obstáculos que impiden una correcta cumplimentación del tratamiento
  • Corregir distorsiones que dificultan la toma de la medicación y señalar posibles soluciones a dichos obstáculos.

10ª Y 11ª SESIÓN: Prevención de recaídas. Detección de señales de alarma.

  • Tomar conciencia de la importancia de la prevención de recaídas como forma de mejorar el curso del trastorno.
  • Detectar las señales de alarma ante los episodios maníacos y depresivos.
  • Detectar las señales de alarma “particulares” de los participantes.
  • Conocer las medidas conductuales y planes de emergencia ante una recaída.

12ª SESIÓN: El Gráfico Vital como técnica de autocontrol clínico.

  • Para que se realiza el Grafico Vital.
  • Cómo se realiza el Gráfico Vital.
  • Quién debe realizar el Gráfico Vital.

13ª SESIÓN: Técnicas de control del estrés y solución de problemas.

  • Conceptuar el estrés y sus manifestaciones.
  • Señalizar la importancia del estrés como posible desencadenante de episodios.
  • Indicar técnicas existentes para manejar el estrés.
  • Indicar la técnica se solución de problemas.

14ª SESIÓN: Despedida y cierre del programa.

  • Aplicación de los cuestionarios utilizados en la primera sesión.
  • Aplicación del cuestionario cualitativo sobre el desarrollo del programa.
  • Contextualizar y redefinir la despedida, atendiendo a los aspectos emocionales de esta sesión.
  • Dar a conocer la Asociación Valenciana del Trastorno Bipolar (AVTB)