Terapia

TERAPIA


¿CUÁNDO DEBO ACUDIR A UN PSICÓLOGO?

  • Cuando existe “dolor emocional”, en forma de emociones negativas intensas como: depresión, miedo, ansiedad, pánico, cólera, desesperanza……
  • Cuando se ve afectada una o varias áreas de su vida: relación con pareja/familia, diversiones, trabajo, descanso, alimentación, proyectos, calidad de vida, salud….
  • Cuando una persona significativa en su vida (familiar, amigo) se ve afectada por el problema y/o apunta la necesidad de buscar una solución.
  • Cuando otros especialistas (médicos, abogados…) nos aconsejan la necesidad de buscar tratamiento psicológico.
  • Cuando después de seguir un tratamiento psicofarmacológico, los resultados no son todo lo satisfactorio que desea.

LA TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL

La terapia cognitivo-conductual considera que las personas nacemos con una herencia y un determinado temperamento, con los cuales comienza a interactuar con su entorno, aprendiendo pautas de comportamiento, tanto beneficiosas como perjudiciales para si mismo y/o para los demás. El término conducta se entiende en un sentido amplio, abarcando conductas visibles, así como pensamientos, sentimientos y emociones

Esta terapia actúa sobre dos partes, la parte cognitiva o pensamientos y la parte conductual o comportamiento produciendo cambios rápidos y duraderos sobre sus emociones.

Los objetivos son muy claros y bien definidos.

  • Liberarle de su malestar emocional actual de una manera rápida y eficaz.
  • Enseñarle una serie de habilidades, de técnicas, y de estrategias psicológicas para conseguir que afronte los problemas futuros de una forma exitosa hasta superarlos.

Trabajaremos con el objetivo de conseguir que usted tenga una mayor independencia y pueda solventar solo/a los posibles problemas que puedan aparecer en su vida.

FASES DE LA TERAPIA PSICOLÓGICA

    1- EVALUACIÓN: se recoge toda la información necesaria para comprender su problema, cómo se originó dicho problema y por qué sigue teniéndolo en la actualidad. Tiene gran importancia porque a partir de ella se va a construir toda la terapia. Dura de 2 a 3 sesiones.

    2- EXPLICACIÓN DE HIPÓTESIS: Una vez he comprendido su problema, cómo se originó su problema y, sobretodo, cómo se está manteniendo actualmente elaboraré una hipótesis y le daré una explicación detallada. A continuación le explicaré en qué va a consistir su terapia y qué técnicas específicas va a aprender. Dura 1 sesión.

    3- TERAPIA: comenzaré a enseñarle estrategias concretas para superar su problema. Estas técnicas las aprenderá durante las sesiones terapéuticas y, entre sesión y sesión, irá practicando lo aprendido. Duración variable que dependerá del tipo de problema y del esfuerzo que realice.

    4- SEGUIMIENTO: una vez aplique con éxito lo aprendido en terapia en sus situaciones difíciles, y el problema empiece a desaparecer, distanciaremos las sesiones y trabajaremos para prevenir futuras recaídas fortaleciendo todo lo aprendido en terapia.

Las sesiones se realizarán semanalmente, excepto en la fase de seguimiento que se irán distanciando las sesiones, la duración de las sesiones suele estar comprendida entre los 50 y los 55 minutos.

En todo momento le tendré informado de lo que estamos haciendo en terapia ya que una terapia es más eficaz cuando la persona sabe lo que está haciendo y porqué.

TERAPIA DE ACEPTACIÓN Y COMPROMISO

El objetivo de la terapia de aceptación y compromiso es eliminar la rigidez psicológica para lo que emplea algunos procedimientos básicos como la aceptación, estar en el presente, el desarrollo y el compromiso con los valores propios, el descubrimiento del yo como contexto y la desactivación del pensamiento. Estos procedimientos están totalmente relacionados, de tal manera que si se aplica la desactivación del pensamiento, se está presente y se aceptan los pensamientos, sentimientos, emociones y sensaciones, descubriendo y viviendo el yo como contexto.

Una vez realizada la evaluación que incluye el análisis funcional, se tienen que fijar los objetivos terapéuticos. En el caso de la terapia de aceptación y compromiso, se trata de determinar cuales son los valores del paciente y su compromiso con ellos, porque posiblemente esté centrando toda su vida en la solución de su problema, abandonando las cosas más importantes o aplazándolas para cuando lo resuelva, lo que habrá dado lugar a la aparición del trastorno por evitación experiencial. El objetivo de la terapia será llevar a cabo el compromiso del paciente con sus valores y enfrentar su problema desde esa perspectiva y no solamente acabar con el sufrimiento que le trae a consulta.