Relaciones Sectarias

ÁREAS DE INTERVENCIÓN


ADICIONES NO TÓXICAS (COMPORTAMENTALES)

SECTAS/ RELACIONES SECTARIAS

Aquella relación en la cual una persona induce de manera intencional a otra a depender casi o totalmente de él/ella en relación a decisiones vitales, inculcando en sus seguidores la convicción de que él/ella posee un talento especial, un don o unos conocimientos superiores es lo que denominaríamos relación sectaria.

Al hablar de sectas estamos refiriéndonos a grupos o movimientos de estructura piramidal, situándose por encima de todo la figura de un líder carismático autoproclamado. El líder puede ser una persona o un grupo pequeño de personas, puede ser hombre o una mujer.

Una secta no es solamente un grupo muy pequeño o exclusivamente religioso, una secta puede ser muy numerosa o tener tan sólo una decena de adeptos. La presentación de las sectas pueden ser de formas muy diversas: como asociaciones civiles, culturales, grupos científicos, religiosos, filosóficos, políticos, terapéuticos, de crecimiento personal, etc. Es decir, no es el número de personas, ni sus doctrinas lo que define a una secta.

Los procedimientos encaminados a fomentar la devoción y dedicación ciega entre sus miembros (adeptos) hacia una ideología específica y/o hacia el propio líder es lo que caracteriza una secta. Para ello, las sectas tienden a desplegar procedimientos de influencia coercitiva sobre la mayoría de sus miembros (manipulación psicológica) y se encaminan a controlar varios aspectos de la vida de sus seguidores. Tanto es así, que es frecuente la instauración de un trastorno de dependencia patológica entre los adeptos, aunque pueden aparecer otros trastornos ante los procedimientos manipuladores de las sectas. Se ha llevado a redefinir estos grupos en términos de grupos de manipulación psicológica ya que la dimensión de manipulación es central en estas dinámicas de relación.

La defensa de las sectas es argumentar que “son perseguidas por sus creencias”. No debemos perder de vista que el problema de las sectas no son sus ideas sino sus prácticas basadas en la ocultación, el engaño, el control de la personalidad.

Los principales motivos de preocupación por las sectas son los siguientes:

- Desarrollan una ideología radical, con tintes intolerantes hacia otros grupos o maneras de vida
- Muestran una jerarquía piramidal y autoritaria bajo la forma de un "líder-gurú" que supuestamente ha recibido un legado trascendente
- Reivindican una referencia exclusiva a su propia interpretación de la realidad, lo que incluye pautas específicas sobre las creencias, la ética, los comportamientos cotidianos, las relaciones personales y los medios necesarios para conseguir las finalidades del grupo
- Tienden a generar con el paso del tiempo rupturas en diversos ámbitos, como por ejemplo, la ruptura con formas de pensar previas, con convicciones anteriores, con relaciones afectivas, etc.
- Defienden un modelo de transformación estándar de las personas, es decir, que no se respetan las diferencias entre los miembros ni la autonomía personal
- Terminan utilizando a las personas como instrumentos, empleando sus capacidades y recursos en beneficio del grupo de un modo explotador, aunque siempre justificado por "un bien mayor"
- Emiten promesas de todo tipo: desarrollo personal, mejora de las relaciones, poder económico, sanación, etc.
- Enmascaran sus finalidades reales, que no coinciden con las que ofrecen externamente
- Explotan las inquietudes y las necesidades de las personas, favoreciendo al mismo tiempo sentimientos de miedo, culpabilidad, temores si se abandona el grupo, etc.
- Comportan unos riesgos variables para la salud física y emocional de una buena parte de sus miembros.

(Miguel Perlado)

sectas   

 

› SI DESEA APRENDER COMO PREVENIR LAS DEPENDENCIAS GRUPALES, SENSIBILIZAR SOBRE LA VULNERABILIDAD A SER MANIPULADO E INFORMARSE SOBRE LOS GRUPOS DE MANIPULACIÓN PSICOLÓGICA Y LAS TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN NO DUDE EN SOLICITAR EL PROGRAMA DE PREVENCIÓN: TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN PSICOLÓGICA. Ver más información